Comenzó a las 8.30 y concluyó cerca de las 15.30, y los participantes analizaron el funcionamiento general de los procesos, probaron los mecanismos de detección de errores y documentaron posibles fallas.

También se hizo especial énfasis en la logística relativa a la transmisión de telegramas; los procesos, equipamientos, sistemas, conectividad y comunicaciones relativos a la digitalización (escaneo) y transmisión de telegramas desde Centros de Transmisión de Establecimientos de votación (CTE) y de Sucursales Electorales Digitales (SED).

En la jornada, además, se verificaron los procesos de recepción de telegramas y entrega al sistema de recuento y los procesos, equipamientos y sistemas relativos a la recepción, digitación, totalización y fiscalización del recuento provisional.

Para la prueba, se transmitieron más de 100 mil telegramas (un volumen similar al de las PASO), mientras que para el recuento de resultados se digitaron más de 6 mil telegramas con configuraciones de candidaturas y cargos diferentes de Chaco, La Pampa, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Además, se evaluó el trabajo de las unidades operativas de Correo Argentino ubicadas en el barrio porteño de Barracas y en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Asimismo, se trató de un paso previo al simulacro oficial que se llevará adelante el sábado 21 de agosto, de acuerdo a lo fijado por el cronograma electoral.

Al evento asistieron la directora Nacional Electoral, Diana Quiodo; la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco; la presidenta de Correo Argentino, Vanesa Piesciorovski; y la directora de Servicios Electorales del Correo Oficial de la República Argentina, Mariana Aballay.

“Si bien habían participado de simulacros previos a las elecciones, las agrupaciones nunca habían formado parte de una prueba funcional para conocer en profundidad el sistema», explicó Quiodo, según lo consignado por Interior.

En la semana anterior, se realizó un ciclo de charlas explicativas sobre cómo será el proceso de transmisión de telegramas desde los centros de Correo Argentino y desde los establecimientos, el procedimiento de recuento y de difusión de resultados, así como también qué tecnología, procesos y herramientas van a contar para auditar las etapas durante la jornada electoral.

Por su parte, Blanco señaló que Asuntos Políticos y la DINE trabajan «desde el año pasado» pese a la pandemia de forma coordinada con los partidos de todo el país para conocer «los inconvenientes que iban afrontando».

«Continuamos trabajando con el Consejo de Seguimiento y, por primera vez, se invitó a todos los apoderados y apoderadas del país y de distrito que participen en estas reuniones de seguimiento, no sólo los apoderados a nivel nacional, también los distritales», subrayó.

«Por eso hoy esta prueba nos lleva a poner en práctica muchas de esas ideas que fuimos recogiendo y que vamos a ir mejorando para que el día del simulacro esté todo a disposición, y que cada fuerza política pueda fiscalizar, que es el eje de la transparencia de todo proceso electoral», destacó.

Redacción Electoral
Últimas entradas de Redacción Electoral (ver todo)