Victoria Tolosa Paz será la primera aspirante a diputada por la provincia y Daniel Gollán, el segundo; les seguirán la funcionaria Marcela Passo, el gremialista Sergio Palazzo y la senadora bonaerense Agustina Propato, esposa de Sergio Berni; décimo segundo irá el ministro Daniel Arroyo

Por Maia Jastreblansky y Santiago Dapelo

Los principales caciques de la coalición de Gobierno volvieron a mostrarse juntos, después de cuatro meses, en una fábrica de Escobar para presentar en sociedad a los candidatos por la provincia de Buenos Aires y de Capital Federal, con los que el Frente de Todos disputará las elecciones de medio término. Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Sergio Massa y Axel Kicillof protagonizaron un acto sobrio, sin militancia, una decisión que, a pedido de la vicepresidenta, será una característica de la campaña por el contexto de pandemia.

Antes, los candidatos habían desfilado por la Casa Rosada para firmar su adhesión a la lista. Victoria Tolosa Paz quedó bendecida como primera candidata la lista bonaerense. Primero se dirigió a las oficinas del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, donde fue recibida con aplausos por Kicillof, el ministro del Interior, Wado de Pedro y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, además de un puñado de funcionarios y dirigentes. Luego bajó al Salón de los Escudos, en el ala del Ministerio del Interior, y estampó su firma en la lista. También se encontraban allí el segundo de la nómina, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, quien llegó acompañado por Kicillof.

Entrada la tarde, se confirmaron los primeros cinco lugares de la lista. Número tres fue ubicada la funcionaria del ministerio de Transporte Marcela Passo, que responde a Sergio Massa; en el cuatro, el gremialista bancario Sergio Palazzo -un aliado de la vicepresidenta y de Fernández- y en el quinto, la senadora bonaerense Agustina Propato, esposa de Sergio Berni.

También fue inscripto en la nómina el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que firmó su candidatura en Balcarce 50 pasadas las 17. Según confirmaron fuentes oficiales a LA NACION, su lugar en la nómina es el décimo segundo.

En tanto, sexto quedó Leopoldo Moreau, que irá por la reelección; séptima se ubicó Vanesa Siley (sindicalista judicial y actual diputada nacional); octavo firmó Hugo Yasky (diputado y referente de la CTA); novena Constancia Alonso (concejal de Chivilcoy, de La Cámpora); y décimo Julio Pereyra (diputado provincial y exintendente de Florencio Varela).

También entre quienes recibían a los candidatos hoy en la Casa Rosada estaban el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque.

Del quinto lugar hacia abajo, el rompecabezas de candidatos seguía en borrador, incluso cuando caía la noche. Estaban confirmados los nombres, pero faltaba pulir el orden. El oficialismo tiene entre 13 y 15 puestos con expectativas de entrar al Congreso. Según pudo reconstruir LA NACION, Máximo Kirchner -que no asistió al acto- terminaba de zurcir la nómina desde su despacho en Diputados, mientras que Cafiero y De Pedro trabajaban en la Casa Rosada con ritmo de vértigo.

Distintas partidarias confirmaron la inclusión como candidato de Julio Pereyra, actual diputado provincial y uno de los históricos “barones” del conurbano. También estaban confirmados los nombres de Monica Litza (Frente Renovador), el titular de la CTA y diputado Hugo Yasky y el diputado cristinista Leopoldo Moreau.

El cierre de listas del Frente de Todos en territorio bonaerense no estuvo exento de fricciones internas. En Hurlingham, el municipio donde gobierna el intendente Juan Zabaleta, La Cámpora confirmó que irá a las PASO con el dirigente Martín Rodríguez a la cabeza y el jefe comunal lo enfrentará en como primer candidato a concejal, en un intento de plebiscitar su gestión, indicaron fuentes locales. No

El acto de esta tarde en la fábrica de cloro Queruclor, fue acordado por Fernández, Cristina y Massa a última hora de anoche, como una forma de darle el puntapié inicial a la campaña del oficialismo. Esta mañana los colaboradores del Presidente telefonearon al intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, y coordinaron la puesta en escena a toda velocidad.

“El martes vi coaching (en la oposición). Se nota cada vez más. Las peronistas somos rudas. Con saltitos y risita no vamos a ninguna parte. Discutamos racionalmente. No con euforia y alegría porque son momentos difíciles”, dijo Cristina en alusión al tono de la campaña.

Con la imagen de unidad, el oficialismo buscó dejar atrás las fricciones de los últimos días por el cierre de las listas. Y demostrar, además, que serán los accionistas de la coalición de Gobierno los que pondrán el cuerpo la campaña electoral.

Redacción Electoral
Últimas entradas de Redacción Electoral (ver todo)