Uno de los objetivos que se propuso Juan Manzur desde su llegada a la Jefatura de Gabinete fue revertir el resultado adverso para el Gobierno en las PASO, incluso en las regiones del país en las que se presagiaba un resultado electoral distinto. El oficialismo solamente logró imponerse en 7 de las 24 jurisdicciones. Por eso, Manzur, secundado por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se reunieron en las últimas dos semanas con gobernadores, legisladores y candidatos de las provincias en las que se necesita dar vuelta los números para que la mayoría en el Senado que ostenta el Frente de Todos no se vea resentida o amenazada.

Son ocho las provincias en las que se renuevan bancas de senadores el 14 de noviembre. A cada distrito lo representan tres senadores con mandato por seis años y cada dos años se renueva un tercio de la Cámara alta. En este 2021 será el turno de Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa. Mendoza, Santa Fe y Tucumán. El Frente de Todos pondrá en juego 15 de esos 24 lugares en el Senado y Juntos por el Cambio 9 (cuatro radicales, dos del PRO y los aliados de Frente Cívico Social y de Santa Fe Federal).

Para que no peligre la mayoría (la mitad más uno, 37 votos) en el recinto que preside Cristina Kirchner, el Frente de Todos necesita fortalecer a sus candidatos.

Este jueves, el gobernador chubutense Mariano Arcioni tuvo su encuentro con el jefe de Gabinete, que se extendió por más de 50 minutos. Dos días antes, los candidatos a senadores del FdT, Carlos Linares y Florencia Papaiani, también habían estado en Balcarce 50, en compañía del vicegobernador Gustavo Sastre y de otros candidatos a diputados e intendentes. Arcioni compitió el 12 de septiembre con su partido Chubut Somos Todos (CHUSOTO) y apenas recogió el 13,12% de los sufragios. Quedó en un cómodo tercer lugar, lejos del Frente de Todos, que salió segundo con el 26,55% de adhesiones. Juntos por el Cambio, con tres listas dirimiendo la interna, sumó 39,46%.Juan Manzur difundió una foto con el gobernador de ChubutJuan Manzur difundió una foto con el gobernador de Chubut

Con estos resultados, cambiar la tendencia en noviembre demandará mucho trabajo tanto para la tropa de Arcioni, amigo del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, como para el peronismo. Si bien se especulaba con una posible alianza entre la fuerza del gobernador y la que lidera Linares, el enfrentamiento entre el primer candidato a senador del partido gobernante en la provincia, el polémico ministro de Seguridad provincial, Federico Massoni, y Linares, que fue impulsado por La Cámpora, es casi una misión imposible. Manzur publicó que en el cónclave con Arcioni hablaron sobre el “desarrollo” de Chubut, pero existió un pedido para que haya lista de unidad.

La semana pasada, Massoni expresó públicamente que en Comodoro Rivadavia y en Puerto Madryn “la droga circula como circulan los caramelos”. Provocó un recrudecimiento en la relación con el vicegobernador Sastre, que le contestó con mucha dureza a través de las redes sociales. “No se puede hablar de manera tan liviana ni macabra sobre temas tan sensibles como lo es el consumo problemático. Yo le digo al ministro que tome conciencia de lo que dijo la gente hace algunos días, que recapacite. No tenga dudas que yo dejaría afuera del gabinete a un funcionario que hiciera esas declaraciones”, dijo Sastre.

Chubut debe renovar tres senadores: dos se los adjudicará la mayoría y el otro será el que ocupe el segundo lugar. Actualmente, dos son puros del oficialismo (Nancy González y Mario País) y el restante es Alfredo Luenzo, quien pasó al bloque peronista luego de abandonar la fuerza provincial que creó Mario Das Neves. El riesgo para el Frente de Todos es perder a un senador allí e incluso dos si Chubut Somos Todos le arrebata en noviembre el segundo lugar. Manzur no logra convencer por ahora a Arcioni. El gobernador se fue de la Rosada en sugestivo silencio.El jefe de Gabinete junto a Omar PerottiEl jefe de Gabinete junto a Omar Perotti

El jefe de Gabinete no frenó ni un día los contactos con mandatarios provinciales y con representantes de los distritos que ponen en juego bancas de senadores. El martes de esta semana estuvo el gobernador santafesino Omar Perotti y hace siete días los candidatos Marcelo Lewandowski y María de los Angeles Sacnún y el senador Roberto Mirabella pasaron por las oficinas del Ministerio del Interior para ver a De Pedro. Es otro territorio donde al oficialismo no le fue nada bien en las PASO: perdió allí 39,79% a 29,86% con Juntos por el Cambio.

Durante esa misma jornada lo visitó Sergio Ziliotto, el gobernador de La Pampa, donde también la performance del Frente de Todos distó de ser la esperada: otro senador puede quedar en manos opositoras. Y este miércoles el que se reunió con Manzur fue Gustavo Bordet, el mandatario entrerriano. Firmaron convenios de transporte y de obras públicas pero el resultado electoral fue otro de los temas abordados.

El viernes 24 con el ex gobernador tucumano estuvieron el medallista olímpico Carlos “Camau” Espínola, el primer aspirante a la banca de senadores por Corrientes, y también Ana Almirón, actual legisladora. En la provincia mesopotámica gobierna el radical Gustavo Valdés, quien resultó reelecto por abrumadora mayoría en agosto para un nuevo período en su cargo.

Otros gobernadores como Axel Kiciloff (Buenos Aires), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Jorge Capitanich participaron de encuentros con Manzur en la Rosada para ajustar la estrategia de campaña. Desde el 20 de septiembre cuando asumió en reemplazo de Santiago Cafiero una de las tareas más intensas fue recomponer al Frente de Todos en todo el país.

Publicado en Infobae

Redacción Electoral
Últimas entradas de Redacción Electoral (ver todo)