La ola de malas medidas Kirchnerista sigue devorando y aplastando la poca clase media, comercios y pymes que aún siguen en pie, mientras un gobernador encumbrado mira atónito sin saber todavía que hacer y las nuevas estrellas políticas de cambiemos andan distraídos tomando las ganancias que consiguieron en las Paso, en tanto los desesperados sectores productivos ruegan, claman e imploran por un salvavidas que el gobernador Juan Schiaretti les arroje antes que sea tarde.

Con el resultado de las Paso ya confirmado, se ha mantenido en lo alto de la consideración de los cordobeses por la gestión de Hacemos por Córdoba.

Por otro lado, los votantes cordobeses dejaron en claro su poco apego por las propuestas Kirchneristas, coartando a votos las aspiraciones de Caserío y su grupo que solo consiguieron un pobrísimo 10 por ciento, más pobre aún si se considera que solo votó el 60 por ciento del electorado y los cuantiosos recursos puestos en la campaña.

Con estos valores todo hace pensar que los K perderán su banca de Senador y no lograrán ningún Diputado si se mantienen estos resultados en noviembre. Así las cosas, el gobernador se está sintiendo fortalecido, lo que lo ha animado a moverse hacia una osada posición opositora al Kirchnerismo.

Además, en el Centro Cívico ya han estado analizando su estrategia para 2023. Aunque se teme una posible recuperación Kirchnerista, los principales dirigentes oficialistas salieron a hablar de “exportar el modelo cordobés” a nivel nacional.

El intendente capitalino, Martín Llaryora, y otros dirigentes dijeron que Schiaretti sería el “mejor presidenciable “.

Muy lejos de proyecciones triunfales, los sectores productivos y monotributistas hacen malabares para mantener sus emprendimientos a flote y los asalariados ven con angustia que sus ingresos siguen cayendo cada día que pasa.

La presión impositiva, la inflación, el aumento del dólar, los cambios irracionales de regulaciones, la competencia china, los juicios laborales, las feroces tasas de interés, la pandemia, la delincuencia, la falta de infraestructura y servicios adecuados, la desastrosa ley de alquileres, son escollos que cada vez menos Pymes logran superar.

Da pena ver la cantidad de negocios vacíos o liquidando lo poco que les queda o haciendo inversiones para ” jugarse al todo o nada “.

Para colmo, el alocado gobierno nacional en su desesperación por salvarse, está tomando medidas que en el muy corto o corto plazo castigará más duro todavía a la clase media y al sector productivo.

Se dice que al disparar el déficit para conseguir votos, deberá aumentar impuestos y emisión de billetes lo que trae aún más recesión e inflación que golpea a los sectores productivos además de empobrecer aún más a la clase media y baja.

Ante este escenario dramático, ante esta mega ola kirchnerista los cordobeses claman por un salvavidas que el gobierno de Juan Schiaretti les pueda tirar para aguantar lo que se viene.

publicado en AgenciaNova

Redacción Electoral
Últimas entradas de Redacción Electoral (ver todo)