Recién el mes pasado se atrevió a confesar públicamente que tiene aspiraciones presidenciales. Aunque hace tiempo que por sus movimientos políticos se lo veía por ese camino faltaba que Horacio Rodríguez Larreta “blanqueara” la situación. “Falta mucho para hablar de candidaturas, pero sí es cierto que vamos consolidando un equipo, vamos consolidando una propuesta, vamos consolidando una alternativa en Juntos por el Cambio”, reconoció de cara al 2023, año electoral.

Aunque falta mucho y deberá superar varios obstáculos en esa carrera dentro de la principal coalición opositora para estar entre los candidatos, el viaje que inició rumbo a Europa este fin de semana se inscribe en este marco. El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires visitará hasta el jueves 24, las ciudades alemanas de Hannover y Berlín y también hará escala en Madrid. Se reunirá con funcionarios y con empresarios. En su agenda esta vez figuran proyectos relacionados con la educación, el trabajo y el fomento del turismo.

Sostendrá encuentros con alcaldes de diferente orientación ideológica. En Berlín, se encontrará con la flamante alcaldesa de la capital alemana, Franziska Giffey, quien asumió su cargo en diciembre del año pasado. Pertenece al Partido Socialdemócrata aunque el Parlamento alemán la eligió como parte de una coalición que debió conformar con el Partido Verde y el partido de izquierda LINKE para los próximos cinco años.

Larreta quiere interiorizarse allí, según informaron desde el gobierno porteño, luego del lanzamiento de las prácticas educativas en las escuelas secundarias de la Ciudad, en el “modelo dual” alemán que combina la formación teórica en las escuelas con instancias prácticas en empresas. Además, visitará el centro de formación profesional ABB y la empresa Stadler Deutschland GmbH, para conocer el programa que desarrollan junto a la Cámara de Industria de esa ciudad.

En la capital alemana, el secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad de Buenos Aires, Fernando Straface, quien acompañará al alcalde porteño, mantendrá una reunión con Michael Müller, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento alemán y ex alcalde de Berlín. Straface también viajará a París, donde se reunirá con José Antonio Ardavin, jefe de América Latina de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y con Andreas Schaal, director de Relaciones Institucionales ya que Argentina es un potencial integrante de ese organismo de cooperación internacional.

El 22 y el 23 de marzo, Rodríguez Larreta se trasladará a Madrid, donde le aguardan varias reuniones relacionadas con el turismo internacional. El martes almorzará con el presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Josep Piqué Camps, y con representantes de otras empresas españolas que integran esa Fundación.

Un día después tendrá una entrevista con el actual alcalde madrileño José Luis Martínez Almeida del Partido Popular, con quien ya realizó una video conferencia en mayo de 2021 durante la etapa más álgida del Covid en nuestro país. Luego se verá con Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid y también integrante del PP, fuerza política de centro derecha en España.

La agenda internacional que evidenciaban este perfil presidenciable había tenido un primer capítulo poco después de las PASO de septiembre de 2021, cuando Larreta se encontró en Washington, Estados Unidos, con John Kerry, ex secretario de Estado y enviado especial del gobierno de su país para el Clima. Hablaron del cambio climático ante la inminencia de la Cumbre de Glasgow que se hizo a fines de octubre, de las acciones a implementar y Kerry recibió la invitación para visitar Buenos Aires este año.

En esa ocasión Larreta aprovechó para reunirse con el ex presidente demócrata Bill Clinton y en su paso por la capital estadounidense y por Nueva York también dialogó con Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, y con Mauricio Claver-Clarone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). No faltaron las conversaciones con representantes de los “think thank” más relevantes.

La agenda internacional que evidenciaban este perfil presidenciable había tenido un primer capítulo poco después de las PASO de septiembre de 2021, cuando Larreta se encontró en Washington, Estados Unidos, con John Kerry, ex secretario de Estado y enviado especial del gobierno de su país para el Clima. Hablaron del cambio climático ante la inminencia de la Cumbre de Glasgow que se hizo a fines de octubre, de las acciones a implementar y Kerry recibió la invitación para visitar Buenos Aires este año.

En esa ocasión Larreta aprovechó para reunirse con el ex presidente demócrata Bill Clinton y en su paso por la capital estadounidense y por Nueva York también dialogó con Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, y con Mauricio Claver-Clarone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). No faltaron las conversaciones con representantes de los “think thank” más relevantes.

Rodríguez Larreta tiende alianzas globales. Este miércoles 16 de marzo tuvo una videoconferencia con su par de Londres, Sadiq Khan, en la que se confirmó que entre el 19 y el 21 de octubre próximos, la Ciudad de Buenos Aires será la sede de la Cumbre Mundial de Alcaldes C40, que se realiza cada tres años y que reúne a líderes de casi un centenar de ciudades donde abordan medidas para luchar contra el cambio climático.

“Estamos orgullosos de nuestro liderazgo en acción climática. Para promover el bienestar integral de las personas, ahora es momento de unir a los alcaldes de América Latina y del mundo para impulsar una acción más rápida y ambiciosa de cara a la (conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) COP 27″, afirmó Rodríguez Larreta, actual vicepresidente de C40 por América Latina, en declaraciones difundidas en un comunicado.

Esa reunión de alcaldes puede ser otra plataforma de lanzamiento para Larreta. No sería la primera vez que el jefe de Gobierno de una ciudad capital se proyecte a nivel nacional, ya pasó en Argentina y en otros puntos del planeta. Tabaré Vázquez que pegó el salto desde Montevideo al máximo cargo en Uruguay y Boris Johnson, de alcalde de Londres a primer ministro en Reino Unido, son dos ejemplos palpables.

El encuentro se realiza cada tres años y reúne a alcaldes y a líderes de las 96 ciudades miembro de la red C40 con directivos de empresas globales, filántropos, inversores, académicos y activistas. Las anteriores citas del C40 fueron organizadas por Londres, Nueva York, Seúl, Sao Paulo, Johannesburgo, Ciudad de México y Copenhague. En esta ocasión, la capital argentina compitió con Austin y Miami (Estados Unidos); Madrid y Barcelona (España); Medellín (Colombia); Río de Janeiro y Sao Paulo (Brasil) y Shenzhen (China).

En octubre los participantes debatirán sobre “cómo las ciudades pueden avanzar hacia la carbono neutralidad, cómo abordar la emergencia climática y aumentar el financiamiento verde para proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático, especialmente para ciudades del Sur global”. Como novedad, la cumbre incluirá un foro de negocios sobre la creación de empleos verdes y una “cumbre de jóvenes” con líderes de todo el país y del mundo.

“La evaluación de C40 toma en cuenta el progreso de la ciudad en sus compromisos en la lucha contra el cambio climático. Además, contempla las condiciones que posee para albergar eventos globales, que incluye desde foros internacionales anteriores exitosos, infraestructura hotelera, de congresos y convenciones, hasta factores como la oferta cultural y diversidad de la ciudad”, explicó Straface, el principal asesor de Larreta en temas internacionales.

El panorama en el frente interno.

Si pretende llegar a la Casa Rosada el año próximo Rodríguez Larreta deberá enfrentar primero una potente interna en Juntos por el Cambio. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, uno de los hombres fuertes dentro de un radicalismo que recuperó protagonismo en las elecciones de medio término, ya adelantó que va a competir.

En la línea más dura del PRO en la que se enrola principalmente Patricia Bullrich aparece otra potencial adversaria. Se mantiene la incógnita sobre lo que hará Mauricio Macri, quien da todavía señales un poco ambiguas pensando en el 2023.

En la última semana, en la ronda de conversaciones de política doméstica el alcalde porteño mantuvo encuentros con el diputado Miguel Angel Pichetto (Peronismo Federal), con Florencia Arietto (la abogada penalista que fue parte del Frente Renovador y que en 2018 se sumó al PRO como asesora en temas de seguridad de Bullrich) y con Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara de Diputados que es el principal referente del Partido del Diálogo, una de las patas de la coalición opositora.

“Con Miguel venimos trabajando hace mucho, compartimos muchas actividades de campaña, compartimos la visión de que se requiere un acuerdo bien amplio para las transformaciones que la Argentina necesita. Florencia se está sumando al equipo de Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires, donde tenemos la expectativa de volver a gobernar y nos estamos preparando”, admitió Rodríguez Larreta.

Tras las elecciones de 2021 donde impuso a María Eugenia Vidal en la Ciudad y a su vicejefe Diego Santilli como cabeza de lista entre los diputados bonaerenses contra la opinión de muchos de sus pares, el jefe de Gobierno porteño acertó y avanzó en su perfil de líder, aunque recibió muchos embates del sector de los “halcones” de la alianza que integra.

En las últimas semanas mostró un rol activo en pos de sus objetivos para el año que se avecina. Se puso al frente de los pedidos de mayor firmeza en la postura del Gobierno Nacional sobre el conflicto en Ucrania, concurrió a la audiencia de conciliación para resolver los reclamos por la coparticipación ante la Corte Suprema, acompañó las protestas del campo antes de la suba de las retenciones al aceite y la harina de soja y destacó la importancia de la seguridad en el ámbito de la Ciudad. Muestras evidentes de que está decidido a ir por más.

Publicado en Infobae.

Redacción Electoral